¿Qué son las emociones? Y ¿Para qué nos sirven?

Las Emociones y su Función

 

¿Qué son las emociones?
¿Cuál es su función?

Es importante prestar atención, pues detrás de cada emoción hay una necesidad.



¿Qué son las emociones?

Una emoción es una respuesta psicofisiológica ante un estímulo, que puede ser interno (un pensamiento, una sensación, etc.,) o externo (un objeto, una persona, un lugar, etc.,).

 

En definitiva, es la experiencia que sentimos en todos los niveles (mente y cuerpo) y que suceden dadas las interpretaciones que hacemos de nuestro mundo y las metas que tengamos en él. Aparecen rápidamente y de manera intensa, como si nos estuvieran tratando de decir algo.

 

Pero… ¿Qué es exactamente?

Veamos cuál es su función:

 


¿Para qué sirven?

-Son fundamentalmente adaptativas:


Las emociones estás destinadas a 
mejorar la supervivencia, conectándonos con el mundo que nos rodea. Nuestro sistema emocional es de acción rápida, buscando acontecimientos que sean importantes, prestándole la atención necesaria y alertando a nuestra conciencia. Pero no es sólo eso, pues además de ser una rápida respuesta, forman un esquema emocional. Este esquema se construye de nuestras respuestas primarias, que al interactuar con lo que ocurre en el momento, y sumadas a nuestras experiencias pasadas, dan lugar a nuestra experiencia presente, encargada de mantener el equilibrio, la salud y el bienestar.


-Nos organizan para la acción:


Las emociones, nos dicen qué es lo que está siendo importante para nosotros y regulan nuestro funcionamiento mental, para ponernos en marcha. Por ejemplo, el miedo nos incita a escapar, el enfado a establecer límites, la tristeza a la búsqueda de ayuda.  

 

Los centros emocionales del cerebro se activan y procesan la información para crear las metas y de esta manera surgen las cogniciones, que se ocupan de resolver el problema de cómo alcanzarla.

-Influyen en nuestro pensamiento y en nuestra memoria:


Como hemos expuesto antes, las emociones son las que nos impulsan a avanzar, pero son los pensamientos y el razonamiento, los encargados de elegir el camino y las herramientas necesarias para llegar a esa meta. Por lo tanto, las emociones 
influyen también en nuestra toma de decisiones.
Por otro lado, una de las funciones destacadas de las emociones es potenciar la memoria. En la medida en que las cosas nos provocan una emoción, quedan plasmadas en nuestro cerebro, influyendo en nuestras futuras respuestas.


-Proporcionan Motivación:


Dado que nos organizan y nos preparan para la acción, también 
nos motivan. Las emociones no actúan de manera altruista, si no que tratan de obtener sus propias recompensas. Por ejemplo, el miedo nos prepara de respuestas motoras y fisiológicas (nuestra respiración se acelera, el corazón late más deprisa y la musculatura se contrae) y esto nos motiva a escapar, es decir, deshacernos de aquello que tememos. Al igual ocurre con la alegría (aumenta las defensas, produce risa, etc,) y nos motiva a que queramos alcanzarla, pues es una sensación de placer.


-Informan y evalúan:


Las emociones comienzan haciendo una valoración acerca de lo que es bueno o malo para nosotros. De esta manera se centran en los aspectos relevantes y nos dan información. No debemos de olvidar que, además de centrarse en aspectos 
externos, también valora aspectos internos. Por lo que las emociones nos informan de si estamos regulando bien las respuestas y si nos estamos organizando en relación a lo que queremos. Su fin es ayudarnos a identificar cuál es la necesidad detrás de toda emoción, e informarnos si nuestra manera de actuar es la correcto o no.


-Permiten comunicar:


La expresión de las emociones facilita a las 
personas interactuar con otras. Actúa como un sistema de señales: los niños lloran para que se les atienda, o gruñimos mostrando nuestra intención hostil para evitar un conflicto. Los seres humamos somos sensibles a las emociones, nuestras y de los demás, ayudándonos a predecir las respuestas de los otros y de esta manera, mejorando nuestras relaciones interpersonales.



Ahora que conocemos un poco más qué son las emociones y sus funciones, debemos de empezar a confiar en ellas. Ser conscientes de su importancia y aprender a sacarles partido. Para poder confiar en nuestras emociones tenemos que manejarlas con un tipo especial de inteligencia:

 

 

 

 

La Inteligencia Emocional implica, por un lado, conocer y ser conscientes de nuestras emociones (controlarlas, regularlas y motivarnos a nosotros mismos), y a su vez, reconocer las emociones de los demás para poder manejar las relaciones interpersonales con éxito.

Dedicaremos una entrada del Blog para tratar La Inteligencia Emocional, qué es y cómo utilizarla. 


"La fuerza de una emoción no se mide por lo que evoca , si no por lo que provoca."

Leslie S. Greenberg, Sandra C. Pavino. (2000). Trabajar con las Emociones en Psicoterapia. España: Paidos
Mariano Chóliz (2005): Psicología de la emoción: el proceso emocional. www.uv.es/=choliz
  

Escribir comentario

Comentarios: 0

Henar Campos

Psicología en Málaga

*Terapia Individual

*Terapia de Pareja

*Terapia Familiar

 

Dirección:   C/ Don Cristián, Nº 48, 4ºB

(Zona Corte Inglés) Málaga

Teléfono:   661 11 77 87 

Email:   henarcampos@gmail.com

 


*** Centro Equipo Versiona-Psicología y Coaching. Acreditado por la Junta de Andalucía como establecimiento sanitario con el número NICA 51.883***